domingo, 23 de abril de 2017

T R O P E L I A

A B U S O  A D M I N I S T R A T I VO 

  Sakura, como cada mañana, salió a caminar, disfrutando del fresquito de las primeras horas, tomar café e hilvanar  las  diferentes gestiones por hacer, esperando cruzarse con buena gente, conocida o no, cuyos fortuitos saludos o pequeñas conversaciones siempre producen buenas vibraciones o comparten  preocupaciones, noticias…

  Reparó en que el motorizado cartero que la había saludado segundos antes con un movimiento de  cabeza, apareciera de nuevo a su lado tras hacer sonar el claxon, para llamar su atención y deshacer el camino recorrido en sentido opuesto.
-¿Están en su casa? – preguntó.
-Sí - respondió Sakura.
-Llevo una diligencia de Hacienda, pero en este momento no sé a quién va dirigida.
-Déjela allí, por favor.
 El cartero siempre daba muestras de profesionalidad.

 Sakura no se inquietó lo más mínimo por el anuncio de “una diligencia de Hacienda”,  mentalmente hizo un esquemático recorrido de sus deberes como ciudadana de pro y pensó que todo estaba en orden. Así pues, no debía preocuparse.

 Por otra parte, sí consideraba preocupante  que el municipio barcelonés, en el que había residido durante 30 años, todavía tuviera  pendiente rectificar un grave error que, desde hacía    seis años, la venía causando perjuicios aplicando la ley de la prepotencia.

 Y es que Sakura, en un contexto objetivo, muy especial, en el que teóricamente los medios de comunicación pregonan se solicite protección, tuvo que hacerse cargo de una elevada hipoteca y otros préstamos objetivamente necesarios, que únicamente podría saldar vendiendo su apartamento.

 La incipiente crisis del ladrillo ocasionó el paro total en la venta de pisos, con caída en picado del precio de los mismos.

 Sakura tardó varios años en conseguir la venta, con una  considerable bajada del precio previsto. Ya estaba jubilada, tenía cargas familiares ineludibles  y en adelante tendría que vivir de alquiler; además, su salud necesitaba presupuesto también necesario. Estaba claro que debería hablar con el ayuntamiento para que la eximiera del impuesto de la plusvalía. Pensaba que  la dignidad humana y el sentido común estaban de su lado.

  Ambas categorías estaban de su lado pero no así “la casa grande de todos” (eufemismo de ayuntamiento), que iba dando el silencio como respuesta, incluso en las ocasiones que, incansablemente,  Sakura se dirigía por burofax a la atención personal de la máxima autoridad de la alcaldía.

  Eso sí, la oficina de recaudación del municipio venía aplicando el máximo embargo “técnico” posible sobre su propia jubilación. Sakura no cesaba de reclamar.

  Aquella mañana, cuando Sakura leyó la diligencia que le había anunciado el cartero, lo que se llevó no fue un disgusto, fue un auténtico sentimiento de indignación: le comunicaban el ¡embargo de 20,10€, que le habían “pillado” en una cuenta bancaria!

  Se decía a sí misma que ella no era una delincuente ni una persona marginal; que delincuencia maltratadora era lo que el tal ayuntamiento venía cometiendo con ella.  Y no se conformaban con el embargo sobre su pensión…

 Con voluntad firme para defenderse de un poder ciego y malhechor, que no de la autoridad, consideró que embargar esos 20,10 euros era una nueva tropelía y objeto de denuncia a l juez de guardia. Como ciudadana, tenía el derecho y el deber de realizar esa denuncia.

  A la mañana siguiente, Sakura se dirigió al Servicio de  Información al Ciudadano del Juzgado para preguntar dónde podría realizar la gestión. La persona que amablemente la atendió  indicó el lugar. Una vez en el Juzgado de Guardia, presentó una copia del último burofax enviado a la máxima autoridad de la alcaldía y la copia de la diligencia de embargo de 20,10 euros. El funcionario que la atendía tuvo suficiente. Cuando entregó la copia de la denuncia a Sakura, en la misma decía  “……denuncia por tal tropelía al responsable en cuestión por los perjuicios que le están causando”.

   Una vez más, Sakura se alegraba de caminar por la vida amparándose en el  sentido común y la ética y en la convicción de que, en un estado de derecho, siempre es posible la defensa de la propia dignidad.   

 
  


viernes, 23 de diciembre de 2016

N A V I D A D

Algo fluye de tus días Diciembre
que embriaga el espíritu
de ambiente de paz.
Días lluviosos, noches claras,
fríos de escarcha, veladas familiares
todo se tiñe de color y de luz.
¿Se oyen campanas?
¿brillan más las estrellas?
¿qué estamos esperando?

Dicen que es una comida,
que son regalos y parabienes,
que las fiestasestán cerca,
que después todo pasará.
                Comidas,regalos, parabienes
todo el año se repiten…
¿qué tienen tus días Diciembre
que no sabemos explicar?

Dicen que la humanidad entera
celebra un nacimiento
y aun olvidando al Niño
festeja la Navidad.
En medio de las comidas
de los regalos y parabienes
Su Presencia se hace notar.
Se sienta entre nosotros,
convierte su llanto no escuchado
en notas de armonía
que hablan de Amor y de Paz.
                En  medio de nuestras fiestas,
De nuestras comidas y bebidas,
 de nuestras mil majaderías
un sentimiento distinto
nuestras almas invadirá.
Es el Niño que mendiga
amor para los hermanos
y a cambio nos regala
una sonrisa de infinitud
que atrae hacia el camino
que El viene a caminar.

¿Serán eso tus días Diciembre
fe, esperanza y caridad?

miércoles, 7 de diciembre de 2016

UN AMIGO SIN TECHO

                       


Almendro decidió escribir un whatsapp a su muy ocupada hija:

   “Te he mandado un e-m”

A veces recurría a este tipo de aviso para asegurarse de que su mensaje sería leído en breve. Y es que, aunque ambas disfrutaban de la “tarifa plana” del servicio  telefónico Almendro, por lo general,  prefería que fuera Alba, su hija, quien tuviera la iniciativa de llamarla, porque así se aseguraba de que estaría de buen humor, pues, Alba se había convertido en una mujer práctica sin grandes concesiones a las relaciones familiares, porque el cariño ya debía sobreentenderse y mucho menos  le importaban las tradiciones, de  las que se preciaba “pasar” de ellas.

El correo que había escrito Almendro para su hija decía así:

“Hola princesa, hola Curro,
El otro día me encontré con un buen amigo que no tiene techo propio y acostumbra a caminar por los pueblos y las calles,  escuchando y hablando con las gentes. Se le puede encontrar en cualquier parte y en cualquier momento. Siempre termina ganándose la simpatía, aunque algunos le ignoran o incluso desprecian.

El otro día me dijo que no le gustaría encontrarse sólo en las fechas que se avecinan y si sabía de alguna familia que pudiera acogerle en cualquier rinconcito de su salón, que él incluso podía dormir en el suelo, que se conformaba con que le sonrieran de vez en cuando y que él también les sonreiría.

Disculpad mi atrevimiento, no sé cómo fue pero pensé en vosotros. Os pido permiso para enviarle a vuestro hogar.

Como no tiene coche para ir hasta donde vivís, intentaré hablar con algún camionero para que, con vuestro permiso, le acompañe hasta vuestra puerta. Creo que llegará pasado mañana Viernes.

Perdonad mi atrevimiento, pero no he sabido decirle que no y como sois tan amables…

Os envío mi cariño,

Mamá”

Alba contestó rápidamente a su madre con otro whatsapp:
          
“Estaba flipando, pero quiero creer que se trata de una metáfora”.

Almendro no contestó a este mensaje. A primera hora de la mañana siguiente sonó el teléfono fijo en su casa. Ella         no tenía la menor duda sobre quién llamaba. En efecto, era la voz de enfurecimiento mal disimulado de Alba:

  -“Mamá, ya te aviso de que en casa no entrará nadie. ¡Faltaría más! Ni Curro ni yo permitiremos que entre nadie”.
-Pero hija, ¿tú piensas que tu madre enviaría a tu casa  a quien no fuera una buena persona? ¿Pero es que no conoces a tu madre, Alba?
-¡Que no, que no! No permitiremos que entre nadie en casa.
-Bueno hija, pues lo único que has de hacer es cerrarle la puerta en las narices. Bueno bonita, tengo que salir. Te mando un beso grande.”

Era la hora del almuerzo cuando sonó de nuevo el teléfono en casa de Almendro. Tampoco ahora  tenía la menor duda de quién estaba llamando. Esta vez la voz de Alba sonó como medio mordiéndose la lengua:

-Maaamáaa…q          ueee yaaa haaa llegadooo eel beléeen… Pero dice Curro que está buscando en la caja y sólo están el Niño, María  y José, que no encuentra la cueva.                                     
-¿Así que habéis acogido a mi Amigo? Veréis que no os molestará. No os olvidéis de sonreírle de vez en cuando, estad seguros que Él también os sonreirá.

A media tarde Almendro recibió un whatsapp, esta vez era de Curro:

“Muchas gracias por el Belén!!! Ya lo tenemos presidiendo el hogar!!! Un beso. ”

Almendro le contestó con otro whatsapp

“¿Veis? mi Amigo ya os ha arrancado una sonrisa, nada más acogerle. ¡Y pensar que no me atreví a enviaros la cueva!

martes, 1 de noviembre de 2016

PARAPSICOLOGÍA

  Hacía tiempo que deseaba  asistir a  un congreso de parapsicología,  como he tenido algunos casos más que curiosos de telepatía, quería ver "de qué  va eso más o menos".

  Supe que se había programado uno sobre la vida después de la vida.

  Creo que éramos unos 1000 congresistas en un evento que me permito opinar realmente interesante. Esencialmente el punto de  partida de todas las reflexiones  se basaba  en que na tu ral men te  nuestra dimensión  consiste en un tránsito hacia la luz, donde podremos experimentar la plenitud. 

  En esa clave, se  realizaron ponencias sobre la naturaleza de la no muerte, ya que la muerte o desaparición del yo no existe, y fenómenos, por así decir, relativos a la visión o experiencias cercanas a la muerte, sobre las que se trabaja activamente en diversos hospitales de nuestro país y en todo el mundo; también se habló de la  comunicación con seres de luz de la otra dimensión (que pueden ser varias) y cuya misión consiste en ser mensajeros del Creador y guiarnos.

 La singular participación de Robert Haig Coxon proporcionó momentos musicales de extraordinaria conexión espiritual con el universo sideral.

  Quien ha experimentado la compañía de una mascota,  de la profunda mirada silenciosa de un gato, la fidelidad y protección de un perro, el desarrollo de un lenguaje matizado de tonos puede valorar el interés por la ponencia sobre las mascotas y la otra dimensión.

  Subrayando la categoría de los ponentes, en general han proporcionado un espacio de reflexión en la vorágine del día a día, como unos ejercicios espirituales para reconocernos  a nosotros mismos en las cuestiones esenciales de la vida.

  Quizás hubo  algún caso de sobre actuación en la forma de exponer, elegido tal vez como un método pedagógico innecesario. En algún otro caso pudo sorprender en un ponente su contradicción en referencia a los seres de luz, pues la misión que les refería distaba de la de ser mensajeros guías ya que los contextualizaba con teorías de reencarnación.

  El congreso evidenciaba una organización seria y profesional, con objetivos de implicación en el auxilio real a los refugiados de Siria y con acciones concretas  para ayudar a niños con enfermedades raras.

  Unas jornadas muy bien empleadas para repetir, reflexionar y seguir aprendiendo.

domingo, 23 de octubre de 2016

EL CONGRESO DE 2016

En enero de 2015 nos reunimos en Granada para celebrar el encuentro anual de la Asociación de Críticos, Escritores e Investigadores de Flamenco, a veces referido como el congreso pequeño por la duración de sólo dos días, en comparación con el congreso grande o Congreso Internacional de Arte Flamenco, que se extendía de miércoles a sábado inclusive. Ambos eventos tenían aspectos propios que los diferenciaban en la estructura de los mismos, en los premios y en la afluencia de congresistas,  más numerosa en el Congreso Internacional. Por otro lado, ambos eran nómadas, permítanme la expresión, celebrándose a principios de año el congreso pequeño y el congreso grande en septiembre.

Con la crisis económica, la devenida falta de subvenciones dificultó la continuidad del Congreso Internacional que, en los términos establecidos entonces, precisaba de cierto presupuesto para cubrir gastos de cedés y libros para los congresistas, como también actuaciones, almuerzos y cenas que más o menos en parte o en su totalidad eran asumidos por organismos oficiales.

De alguna manera, el momento económico del país también se dejó sentir en la previsión de futuro para el congreso pequeño.

Igual que en el día a día, a veces un contratiempo personal nos produce la sensación de que cuatro gotas pasajeras nos van a impedir realizar un viaje, o de que el vaso está medio vacío o de que ya no nos quiere nadie, la crisis económica  cuestionó la confianza en el futuro de los dos congresos porque además no se veía gente joven en los mismos…

Con los vientos de esas dos perspectivas se formó un nubarrón negro, negro, negro.

En Granada el congreso pequeño, que había sobrevivido seis años a la última convocatoria del congreso grande respiraba un sentimiento de despedida, medio disimulada, que embargaba los ánimos de  algunos que solo veían el fin de una trayectoria trabajada e ilusionada en los encuentros anuales de la familia flamenca.

Quizás el sentimiento del esfuerzo y de la ilusión que habían empleado durante tantos años quienes convocaban estos encuentros, les llevó  a conceder el trofeo  A.C.E.I.F. “por su dedicación al Mundo del Flamenco y a esta Asociación”  a una persona cuyo humilde mérito era su constancia en defender  la importancia de esos encuentros y animar a celebrarlos en su esencia de estudio y convivencia, con el convencimiento de que la edad de los asistentes no debe condicionar la importancia de los mismos y que, de natural, sólo se necesita dar a conocer lo bueno que se cuece para que la mesa vaya ampliando el número de comensales.

Finalmente, en octubre de 2016 en Puente Genil, nos hemos vuelto a reunir la familia flamenca en un congreso  renovado, para seguir hablando del flamenco desde dentro del flamenco. Esa es la característica principal que subyace a nuestros congresos y que los distingue esencialmente de otros encuentros sobre flamenco.

Con la denominación de XXXVIII Congreso Internacional de Arte Flamenco y un programa enunciado como "Puente Genil en la encrucijada del flamenco", durante los días 14 y 15 se han desarrollado, a pleno rendimiento, intensas actividades académicas de mañana y de tarde en el Teatro Circo de la ciudad, recepciones oficiales, visitas a casas cuarteles de cofradías, exposiciones fotográficas, cenas y actuaciones flamencas en el  Salón “Fosforito” del Hotel Las Acacias y visita turística para acompañantes.

El evento del reencuentro  respiraba vitalidad,  congratulación y futuro. El telón de fondo era el  homenaje al maestro “Fosforito” en su propia tierra de nacimiento en la que, además de respirarse su influencia en el devenir flamenco del lugar, existe el museo “Fosforito” del que, siendo difícil expresar en pocas palabras la importancia del mismo, quizás lo mejor sea decir ¡que no se lo pierda nadie!  

En cuanto a la actividad académica, inaugurada con una magistral conferencia de D. Antonio Fernández Díaz “Fosforito”, que por su contenido y estilo, también lo mejor que se puede decir es ¡búsquenla donde pueda encontrarse y léanla! Se sucedieron mesas redondas sobre “La importancia del Concurso de Córdoba de 1956 en el Arte Flamenco”, “Puente Genil en la encrucijada del Flamenco”; ponencias “La poesía flamenca de Juan Rejano en el contexto de la Generación del 27”, “Ricardo Molina Tenor, flamenco y poeta”, “Puente Genil en el mundo de los festivales flamencos”, “Nuevas líneas de investigación en el Flamenco”, “Estética en el arte flamenco del enclave. La estética de lo jondo”; comunicaciones “El zángano de Puente Genil en la creación personal y discográfica de “Fosforito”, “El flamenco en Cervantes y  su tiempo”, “La Importancia de las peñas flamencas en el desarrollo y promoción del arte flamenco”, “La saeta cuartelera de Puente Genil”, “La estética en el baile”, “Vindicación de las artes de nuestra alma”.

El programa estuvo tachonado por una proyección sobre Puente Genil, actuaciones académicas de guitarra y de baile. Permitan una mención especial a la excelente escenificación de “Nazareno y Olivares” “una aproximación a la vida y obra de “Fosforito”

La cena de clausura cerró las jornadas del Congreso con una actuación de cante y guitarra.


El duende flamenco disipó las circunstanciales dudas sobre los encuentros de la familia flamenca.

lunes, 12 de septiembre de 2016

VELADA FLAMENCA EN COÍN

  El trayecto a Coín, en su tramo de la sierra, trasmitía al espíritu un encanto poético.  En el crepúsculo las sombras  salpicaban con gamas de obscuridad el verdor de las paredes montañosas, al tiempo, en el horizonte  las postreras luces del día pintaban el cielo con  suaves  trazos de color,  dando paso a  la noche.

  El  paisaje había dejado atrás  la normal dispersión   de la jornada y, como en un barrido de ruidos sedimentados, mi percepción se preparaba para apreciar la cálida acogida, buen hacer y arte que se dispensa en la peña flamenca Pepe de la Isla.

  La sala estaba a rebosar, se palpaba un agradable ambiente de convivencia. Era el preámbulo,  el momento de compartir, de encuentros de socios y presentaciones de amigos llegados de fuera; pescaito, tapas y bebidas acompañaban las conversaciones.

 El tablao bajito con decoración y pinturas flamencas, presumía favorecer la cercanía entre cantaores y aficionaos, la entrega natural  y el florecido acompañamiento con ¡oles! piropos y palmas,  cuando cantes o falsetas abren la puerta grande al duende.

Eso fue precisamente lo que se vivió, con intensidad, en la velada flamenca de Coín, víspera del aniversario de su fundador.

Cuando llegó el momento,  colmando cualquier expectativa natural del anuncio en cartel, que rezaba la presentación estelar de la cantaora Beatriz Romero acompañada por la guitarra de Antonio Carrión, el arte se derrochaba en la voz privilegiada de una joven de dieciocho años, que deleitó con natural dominio en la interpretación de los diferentes palos que desgranaba,  con  señorío de expresión en la templanza de la voz,  de los  gestos, en la elegancia del vestido, en su saber estar al punto de arrancar lágrimas de emoción. Y qué decir del  magistral acompañamiento de Carrión y sus oportunas falsetas, que arrancan con sentida sabiduría de interpretación y del momento e inundan el recinto del sonido más flamenco que se pueda desear.

Y se fueron sucediendo letras  por granaína, caracoles, soleá, seguiriya, bulería, fandango… cada cante por igual embargaba los ánimos. Como es sabido, algunos cantaores, como en este caso, por homenaje  a los flamencos del lugar que visitan, no suelen interpretar en esas peñas los palos propios de la tierra.

 Sólo cabe añadir que la guinda a tan singular noche flamenca, fue el mecenazgo de los socios Sres Guy et Odile Bretéché que posibilitó la misma, para compartir con la Peña su personal admiración y disfrute de la cantaora y del   guitarrista.

Se adivina que esas cosas son posibles cuando el trabajo  de un presidente, caracterizado por sabiduría, ilusión y constancia, es merecedor de ello.

Hay en el blog de José Antonio Mancheño  un vídeo titulado Cielos de Coín, en el que  recoge   una sucesión de  instantáneas del firmamento con diversas formas de nubes y, como en un improvisado tablao, las acompaña  con las cuerdas flamencas de una guitarra, dando un añadido sonoro a la luz de la ciudad.  Permítanme que como expresión del buen recuerdo de Coín  y su Peña, vuelva a escribir aquí el comentario que me inspiró en su día el vídeo:

El cielo baila en Coín
No se puede adivinar
quién empezó el concierto
si la guitarra fue antes

o el cielo fue  primero.

lunes, 5 de septiembre de 2016

NO SOMOS PEONES DE AJEDREZ

 Me confieso no militante de partido político alguno, lo cual no significa que, como ciudadana,  renuncie a tener despierto mí criterio y  haga dejación de mis derechos y obligaciones.

  Por eso denuncio la inaceptable desfachatez del postureo que tiene secuestrada  la política,  desde hace más de ocho meses, tergiversando significados de conceptos y siglas, con exhibicionismo teatralizado, con estudiadas secuencias de “improvisadas” apariciones provocativas e inmoralmente presumiendo  de abandono de la propia responsabilidad…

  Esa impropia actitud pretende liderar “la nueva política”, con el montaje de algún gobierno que no ha sido  elegido por los ciudadanos, pero que ve en el juego sucio la oportunidad, común para perdedores, de asaltar el poder.

  Pero ¡aún hay más! Quien ha venido demostrando su inapropiado talante para el ejercicio democrático de la política y de la dignidad de mandatario que pretende, ahora intenta  otro golpe de efecto queriendo liderar la consulta a los partidos políticos cuando no le corresponde ese papel en estos momentos y, ni de lejos, está capacitado para ello.

  ¿Es este el jaque mate que tiene planificado en su tablero de ajedrez para el golpe a las urnas?